8.12.2017

Shuri Jo, su relación con el karate

EL CASTILLO DE SHURI (首里城, Shuri-jō, Okinawan: Sui Gusiku) MISTERIOS DEL CASTILLO DE SHURI Y SU INFLUENCIA EN EL DESARROLLO DEL TI. NINGUN AMANTE DE LA TRADICION PUEDE DEJAR PASAR ESTA EXTRAORDINARIA E HISTORICA NOTA. Por Salvador Herraiz Sensei, 7mo.Dan de Wado Ryu Karate En la historia del Karate siempre se ha mencionado el Castillo de Shuri como enclave importante en el desarrollo de este arte marcial. Pero su importancia es muchísimo mayor de lo que a priori pudiera parecer. En efecto, no solo era el lugar de trabajo de importantes maestros del antiguo Okinawa Te como Itosu, Kyan, Oyodomari, Azato...y especialmente Sokon Matsumura, sino que hay mucho más. La influencia que el propio Castillo y la vida en él ha ejercido en el actual Karate y en su técnica es enorme, curiosa e interesante. El Castillo de Shuri ha sido el verdadero caldo de cultivo del desarrollo del actual Karate, no solo por los importantes personajes de este arte marcial que estaban relacionados laboralmente con la fortaleza y que pasaron gran parte de su vida en ella, sino incluso por las influencias que las características de la vida en este complejo real e incluso su arquitectura ejercieron en la técnica del Karate. Conozcamos todo ello junto a parte de la historia de este centro de poder en Okinawa. Entre los años 1.100 y el 1.300 se crean los tres reinos de Okinawa. En 1372 se inician intercambios culturales, artesanos,…entre China y Ryukyu, intercambios que se prolongarían hasta 1879, momento del establecimiento de la prefectura de Okinawa. En el año 1392 llegan a Okinawa las denominadas 36 Familias de Kume, familias chinas que inician paralelamente a otras actividades la enseñanza de las artes marciales de aquel país. Aunque ya existía con anterioridad es hacia el siglo XIV cuando el Castillo de Shuri empieza a gozar de una importancia grande por el traslado del poder real a él. Sus elementos a partir de entonces se mejoran, se completan y se construyen partes que no existían. El Castillo de Shuri (el Shurijo), fue construido con una mezcla de las influencias culturales de China y Japón junto a las características autóctonas de la arquitectura de las Ryukyu. Igualmente el Karate se desarrollaría en aquella época en Okinawa a caballo entre ambas culturas no solo geográficamente sino culturalmente. En el siglo XV, concretamente entre el año 1409 y el 1429, Okinawa unifica sus tres principados, Sanzan, en un solo reino con el Rey Sho Hashi, quedando establecida la capital en Shuri. En 1453 la guerra de Shiro y Furi por los derechos de sucesión lleva a la destrucción del Castillo de Shuri por el fuego. La fortaleza fue la residencia de los reyes de Okinawa desde el siglo XV hasta la restauración Meiji de 1868. Pero no solo eso, sino que ha sido durante esos 500 años y los periodos en los que 19 generaciones de reyes han pasado por allí, centro cultural y neurálgico de Okinawa, además de cuna de nuestro Karate. En 1501 el Rey Sho Shin construye el Mausoleo Real para la Segunda Dinastía Sho, el Tamaudun. Lo hace especialmente para dar cobijo a los restos de su padre, el Rey Sho En. El Tamaudun es el mausoleo real de la Segunda Dinastía Sho. Dispone de tres cámaras mortuorias donde se encuentran los restos de los reyes y sus familias. Una de ellas era el lugar donde se guardaban los restos, (huesos) antes de ser lavados. Era la del centro. A la izquierda, otra de ellas albergaba los restos de reyes y reinas, y en la de la derecha descansaban los restos de los familiares. Tamaudun es ahora Patrimonio de la Humanidad. Cuando el Rey de Okinawa salía del Castillo solía pararse a rezar en Sonohyan Utaki, construída en 1519, una puerta de piedra en la que pedía porque su salida o su viaje fuera seguro, y que en la actualidad es también Patrimonio de la Humanidad. Escasos metros antes de esta puerta en la entrada principal del Castillo se erige una pieza clave y simbólica del complejo. Se trata de la llamada Puerta de la Cortesía, que en una ligera pendiente da la bienvenida a quien llegue a la fortaleza. La Puerta de la Cortesía (Shureimon) fue construida durante el reinado de Sho Sei (1527-1555). En ella reza la inscripción “Shurei no kuni” cuyo significado es “Ryu Kyu es una tierra de decoro”. La influencia china en el Castillo de Shuri se aprecia no solo en la arquitectura general sino en los detalles de columnas, techos, etc… También en la famosísima fuente Ryuhi, un brote de agua que sale por la boca de un dragón esculpido y que servía para abastecer de agua potable al Tenshikan (donde los enviados chinos a las investiduras se hospedaban durante su estancia). En la misma época se construye el conducto de agua de Ryuhi, cuyo sistema de drenaje y su Dragón de la Fuente Mágica impresionarían años más tarde al Príncipe Hiro Hito en una visita en la que quedaría fascinado por la belleza del entorno y por la, según él mismo, “extraña elegancia del Karate” con que se le obsequió a través de una exhibición. Pero me estoy adelantando en el tiempo. En el año 1609 los samuráis conquistan Okinawa y el Señor de Shimazu, del Clan Satsuma, controla el lugar y a sus gentes, todo ello con el visto bueno del Clan Tokugawa. Okinawa es castigada entonces por la falta de apoyo durante las guerras internas de Japón y durante la guerra con China. Se prohíbe la propiedad privada y se prohíben las armas, lo que da origen, como sabemos, a la utilización de danzas y bailes que camuflan el entrenamiento, así como utensilios agrarios y ganaderos como armas (también camufladas) defensivas y ofensivas, es decir... el Tigua (hoy Kobudo). El Karate, sin aún este nombre, también se desarrolla, aunque en el ambiente que en este artículo nos ocupa lo hace principalmente a un nivel social alto, en el entorno del Castillo de Shuri. Entre 1621 y 1627 se construye el Nanden. El Nanden, el vestíbulo sur, es un edificio de dos plantas donde también se realizaban eventos importantes. En él solía celebrarse la bienvenida a los oficiales del Clan Satsuma. A la derecha del Nanden se encuentra el llamado Bandokoro, un edificio sencillo y de una sola planta, donde se realizaban recepciones para visitantes del Castillo que no fueran merecedores de un gran trato, es decir, gentes normales. En 1660 un gran incendio deja al Castillo cerca de la destrucción. En 1672 se procede a la reconstrucción de los daños. En 1709 otro incendio vuelve a destruirlo parcialmente y en 1712 se continúa la restauración hasta 1715 en que esta se da por terminada. El To (de To De) es la lectura japonesa de Tang (Dinastía de China entre los años 713 y 905). Los okinawense en realidad llamaban a su arte marcial sencillamente como Ti, que simboliza las artes marciales militares de autodefensa y para la protección de terceras personas. Desde el año 1700 aproximadamente ya existía en Okinawa el dinámico sistema de combate Shuri Te y el fuerte Naha Te. El que se considera primer maestro okinawense, Satunuke Sakugawa (1733- 1815), fue un escolta importante del Castillo de Shuri. Su padre había muerto a causa de una hemorragia tras una paliza. En su agonía pidió a su hijo que se ocupara de no ser nunca víctima de algo similar. Ese fue el primer motivo para iniciarse en las artes marciales, cosa que hizo bajo la tutela de Takahara Peichin primero y de Kuang Shang Fu (Kushanku) despues. El día en que Sakugawa conoció a Kushanku (un miembro del grupo de enviados chinos a recepciones, etc..., es decir saposhi), Sakugawa empuja a Kushanku y este le humilla públicamente. Sería el principio de una gran relación. Kushanku empieza a enseñar a Sakugawa. Es precisamente el delineante Peichin Takahara quien convence a Sakugawa de que aprenda artes marciales de Kushanku. En realidad Takahara lo que quería era aprender él mismo de Kushanku a través de Sakugawa. Kushanku instruye entre otras cosas el arte del hikite, es decir, el retroceso enérgico del brazo que contrario al que golpea y la retirada rápida del propio brazo atacante. Takahara, al morir, pide a Sakugawa que se haga llamar con el nombre del arte marcial practicado y es ahí cómo y cuando Sakugawa Satunuke (Sakugawa Kanga) empieza a ser conocido como To De Sakugawa. Sakugawa, como escolta en el Castillo de Shuri, viaja a China a llevar dinero de impuestos, ya que Okinawa seguía ofreciendo vasallaje, además de a Japón, a China. Así ocurría desde el año 1372, con el Emperador Ming de China. En un viaje él y su grupo son atacados para robarles y Sakugawa aplica y desarrolla conocimientos del Maestro Kushanku denominados “lucha nocturna”, sistemas de combate en los que no se ve a los enemigos sino que se les engaña a base de ruidos, desplazamientos y ligeros toques para obligarles a determinados movimientos y ataques. También se pone en práctica, en la “lucha nocturna” palpar al contrario antes de golpearle. El Kata Kushanku mantiene en su bunkai original (aplicación) técnicas de “lucha nocturna” del maestro a quien debe su nombre. Muy cerca del Castillo, a unos 400 metros hacia el sur está el lugar donde Sakugawa tenía su casa. Hoy en día lo único que apreciamos en el sitio exacto es un descampado que sirve de aparcamiento improvisado. En cuanto a otros parajes del castillo hay que mencionar el lago (Ryutan) y muy cerca, un lugar hoy abandonado y denominado Kokugaku Matsuzaki, donde se realizarían las primeras demostraciones de Okinawa Te en los inicios del siglo XIX. Hacia el año 1810, Sakugawa enseña To De a Sokon Matsumura (1797-1889), que trabajó en el Castillo de Shuri bajo el mandato de tres diferentes reyes, Sho Ko, Sho Iku y Sho Tai, que reinarán entre los tres desde 1804 a 1879. Bueno utilizar aquí la palabra mandato es mucho decir, ya que en realidad, y según épocas, gobernaban más otras personas. Matsumura era algo así como Jefe Militar del Castillo y enseñaban artes marciales a la Guardia Real. Cuyos miembros eran denominados Keimochi. Sokon Matsumura es a quien debemos el nombre de Shorin Ryu, palabra que instauró él para el arte marcial. Se dice que Shorin es la pronunciación de la palabra Shaolin, origen chino de las artes marciales que llegaron a Okinawa a partir del siglo VI. Pero Matsumura eligió también la palabra Shorin en homenaje a los reyes de la dinastía Sho. El término Rin significa “bosque limpio y brillante”. No obstante no tardaría en añadirse otro nombre a los sistemas marciales practicados en la isla, el Okinawa Te (“la mano de Okinawa”). El colorido del Castillo de Shuri llama la atención, frente a los tonos grises de las edificaciones del Japón más profundo. Quien esto escribe tuvo la oportunidad de pasar allí la Festividad de Año Nuevo y disfrutar de los actos y ceremonias allí desarrolladas. También tuve el placer de practicar Karate en los lugares donde Matsumura lo hacía. Fue algo para mí muy emocionante. Matsumura había viajado a China (incluido al templo de Shaolin) y a Japón. Del primer país traería técnicas y Katas, entre ellos Naihanchi, Seienchin y Gojushiho, a los que luego modificó algunas partes de su significado técnico. En Japón aprendió el manejo de la espada de la escuela Jigen Ryu Kenjitsu. La influencia china en el arte okinawense no solo era técnica, sino que dado que el Okinawa Te autóctono no era demasiado antiguo, interesaba relacionarlo lo más posible con su origen chino para darle así mas glamour. No olvidemos tampoco que el Budismo Zen procedente directamente de China era muy respetado en Japón. Muchas son las anécdotas que salpican la vida de Matsumura en el Castillo de Shuri. Una de ellas, bajo el mandato del rey Sho Ko, es digna de mención. Sho Ko era una persona realmente extraña, incluso algunos lo catalogan de lunático. Un día al Rey se le ocurrió que su escolta jefe, Matsumura, peleara con un toro para divertimento del pueblo. Matsumura no pudo negarse pero era imposible atemorizar a un toro... ¿o no? Matsumura empezó a visitar noche tras noche al toro en su lugar de cautividad. Matsumura enganchó unos alfileres en la punta de un bo y a través del enrejado pinchaba noche tras noche al toro en el morro, de manera que este se empezó a asustar nada más verle. El día del combate el toro, nada más ver a Matsumura acercarse, salió huyendo en estampida. La gente quedo asombrada del poder que emanaba Matsumura y el Rey le otorgó el título de Bushi por la acción. A veces, Matsumura debía ofrecer una paciencia que no tenía ante las extravagancias del rey, y en una ocasión incluso perdió los modales y dejó al monarca sin conocimiento de un golpe, lo que le supuso la suspensión de su empleo durante varias semanas. En otra ocasión Matsumura fue enviado a detener a un polizón y ladrón chino que se había instalado en las cuevas de las playas de Naminoue, cerca de Tomari. La cueva de Furuherin era un lugar típico donde los chinos llegados por barco enseñaban artes marciales. Las estrategias, picardías y conocimientos de aquel chino hicieron que la misión no fuera tan fácil como en principio parecía. El ladrón era el conocido Chinto, a quien se debe el nombre del Kata homónimo, rebautizado luego en Japón como Gankaku. No se sabe con certeza la autoría del Kata pero pudiera ser del propio Matsumura en referencia al polizón chino. Ambos, Chinto y Matsumura se hicieron luego amigos e intercambiaron conocimientos marciales. En el arresto participaría también el conocido Kosaku Matsumora, amigo y alumno de Sokon. También he podido personalmente visitar la cueva de Furuherin, sin duda otro histórico y poco conocido lugar de la historia del Karate. Muy cerca de la cueva, apenas a 200 metros de ella, se encuentra la tumba del Maestro Teruya, profesor de Kosaku Matsumora y a donde el Maestro Shoshin Nagamine le gustaba ir a presentar sus respetos, pero… no nos salgamos del tema que hoy nos ocupa. Ahondando un poco en el popular kata Chinto, hay que decir que existen estudios de los originales bunkai que indican que este kata está también influenciado por el Castillo de Shuri, ya que está diseñado para combatir en pasillos estrechos, escaleras y descansillos de estas. De ahí los saltos que ofrece para llegar a estos descansillos. Técnicas como Juji uke y la utilización de la posición Tsuruashi (sobre un solo pie) son aplicables a defensas ante ataques provenientes de diferente nivel de suelo. Siempre se ha dicho que el Kata Naihanchi simboliza la defensa de la puerta de un castillo por sus desplazamientos laterales. ¿Adivinan que castillo a partir de la aportación de Matsumura?. Hay que decir que, por otra parte, la traducción de su nombre alude a la batalla en senderos estrechos (posiblemente referidos a los caminillos que separaban los cuadros de las plantaciones de arroz). Respecto al Kata Passai, también tiene relación (está vez más conocida) con el Castillo de Shuri y su Jefe Militar. Se tienen dudas de si Matsumura lo creó (dándole ese nombre en referencia a la fortaleza de Shuri y cómo habría de ser atacada rompiendo su cerco) o lo trajo de China ya formado. En cualquier caso el objetivo de este kata es “destruir la fortaleza” y simboliza conocer las ventajas y desventajas de uno mismo y del contrario. Pero… ¿hay alguna duda de la fortaleza a la que se hace referencia? Parece que no. ‘’Bushi’’ Sokon Matsumura tuvo una de sus tantas peleas con un personaje muy curioso. En efecto, una noche, Matsumura peleaba con alguien a quien sus patadas en los testículos no parecían hacerle todo el efecto previsto. Matsumura se dio cuenta así de que estaba peleando en realidad con una dura mujer. Se enamoró de ella y se casaron. Se trataba de Yonamine, una experta luchadora. Yonamine vino muy bien en el equipo de seguridad del Castillo de Shuri, ya que había ciertas zonas en las que estaba prohibida la presencia de hombres. Este es el caso de la zona noreste del Castillo y de la puerta Kyukeimon, que estaba destinada especialmente a la entrada de las mujeres y es donde un tiempo realizó su trabajo Yonamine, la esposa de Sokon Matsumura. En cierta ocasión Matsumura, quizá celoso de la habilidad de su esposa, la envió engañada a una misión exterior. La idea de Matsumura era simular ser un bandido y atacarle por sorpresa, pero como se suele decir “le salió el tiro por la culata” ya que Yonamine venció a Matsumura en aquella ocasión dejándole atado a un árbol antes de abandonar el lugar. La esposa de Matsumura creó una versión del Kata Seishan diseñado para ser realizado con un niño a la espalda, ya que el matrimonio tuvo un hijo que desgraciadamente murió años después prematuramente. De hecho el sucesor técnico de Matsumura sería su nieto Nabe Matsumura y más tarde el sobrino de este, Hohan Soken (Matsumura Seito Shorin Ryu) y su alumno Fusei Kise, pero... ese es otro tema. Es de justicia mencionar aquí otras partes importantes de la fortaleza. El Seiden del Castillo de Shuri es una construcción de madera de tres plantas con una altura de 18 metros, situada sobre una base de piedra que la preserva y protege de humedades, etc… La primera planta, o Shichagui, estaba dedicada a los asuntos de estado y es donde el Rey y sus allegados colaboradores atendían los asuntos. En el centro, en un lugar denominado Usasuka, se sentaba el Rey y a sus lados, en lo que se llamaba Hira Usasuka, lo hacían sus herederos. Tras esta zona se abre una zona de escalera reservada al Rey (denominada Ochoku) para que accediera a la segunda planta. En esta segunda planta (Ufugui), se realizaban las ceremonias relacionadas con la Familia Real y se disponía de un segundo trono. Matsumura solía estar detrás, vigilante. La puerta Houshinmon, quizá la principal, da acceso directo al patio (Una) frente al Seiden (la fachada principal del edificio, donde tantas ceremonias de Karate se celebraron. A la derecha estaba el Kimihokori, una habitación donde se realizaban ceremonias. Muy curioso resulta un pequeño lugar situado enfrente de la puerta Houshinmon. Se trata de Suimui Utaki, un lugar sagrado que según la mitología de las Ryu Kyu crearon los Dioses. El Castillo de Shuri, propiamente dicho, es un gran recinto y como tal dispone de varias puertas más. Kankaimon es la puerta frontal que da el primer acceso al recinto. Fue construida en el reinado de Sho Shin (1477-1526) y se conoce también con el nombre de Amaeujo Mon (la Puerta de la Alegría). Otras puertas, ubicadas en lugares más tranquilos, servían para dar entrada y salida a los servicios necesarios para el funcionamiento del Castillo y de sus moradores. Uekimon al este, Keiseimon detrás del edificio Seiden… Presidiendo el patio principal del Castillo se encuentra el Seiden. El Seiden fue la estructura de madera más grande en todo el Reino de las Ryukyu. Nada menos que 33 dragones simbolizan el poder real y la autoridad en la vida en el castillo. Como no podía ser de otra manera, decorativos pilares esculpidos con dragones (uno con la boca abierta y otro con la boca cerrada), junto a otras esculturas o relieves de perros-leones, etc… salpican importantes lugares de la arquitectura. Al sur del Castillo encontramos el Cementerio de Shikina y después, mucho más interesante desde el punto de vista del Karate, el paraje denominado Shikina En, construido en 1799 y en el que Matsumura solía también enseñar, entrenar y meditar, ya que habitualmente acompañaba allí al rey al tratarse de la segunda residencia de este. Shikina En es la propiedad más grande la Familia Real, y era utilizado por el rey tanto como lugar de descanso como para agasajar a los invitados diplomáticos extranjeros. El lugar es conocido también con el nombre de Uchayaudun o Jardín del Este. Personalmente tuve el placer de visitar junto a un alto grado del Karate de Okinawa este lugar, y estar incluso en la habitación que utilizaba Matsumura allí (en el edificio de estilo chino denominado Rokkakudo) y donde parece ser que dio forma a sus famosos escritos acerca del Karate y que entregó a su fiel alumno Yoshimasa Kuwae. Mi placer al encontrarme en el lugar es indescriptible. La belleza del lugar por un lado y el simbolismo para mí, como amante del Karate y de su historia por otro, desembocó en algo inolvidable… espero. Los lugares de los antiguos Palacios Kinbu y Tama, donde Matumura practicaba y enseñaba su Karate (aún sin ese nombre) son fascinantes. En Shikina En me llamó la atención mucho una fuente natural conocida como Ikutoku Sen. Se trata de un nacimiento de agua que sale entre una construcción de piedras realizada con una técnica llamada Aikata Zumi. Era el lugar donde habitualmente el Rey, acompañado de Matsumura, etc… bebía agua cuando paseaba por la zona, motivo por el cual el entorno más inmediato estaba cerrado y vigilado por guardias de Matsumura, para evitar posibles envenenamientos del agua. Muy interesante resultan las influencias que el propio castillo y su vida en él ejercieron en la técnica del Karate. La influencia del Castillo de Shuri se puede apreciar en la técnica pura del Karate también en diferentes características, al margen de profesores a título particular incluyan cosas en sus enseñanzas que no pertenecen al original Karate: El Karate no dispone de técnicas de lucha en el suelo ya que las peleas en el Castillo de Shuri impedían que si alguien caía al suelo pudiera apenas defenderse, ya que rápidamente sería golpeado o pisoteado por otro. Caer al suelo era un lujo que no podían permitirse y por lo tanto no se contemplaba tal posibilidad siquiera. No se practican puntos vitales en el original Karate (posteriormente fueron añadidos en alguna escuela) porque su utilización requiere a menudo de presiones durante varios segundos. Eso no era posible en luchas rápidas y ante varios adversarios. Por el mismo motivo no se utilizaban técnicas de estrangulación, ya que precisan en muchos casos de presiones durante varios segundos, segundos de los que en este tipo de peleas no se disponía. El tradicional Karate utiliza minoritariamente las patadas y prácticamente en ningún caso las patadas altas. Un buen motivo es que el original Karate está diseñado para poder ser practicado toda la vida y evidentemente si se basa en unas facultades físicas importantes (como es el caso de la elasticidad) su práctica quedaría limitada a ciertas edades. Pero también la vida en el Palacio de Shuri influía a ello, ya que por un lado en caso de acción no cabía el calentamiento previo ni, por otro lado, se podían realizar muchas patadas y menos altas, con los ropajes que la vida en castillo y la época se obligaban a llevar. La lucha nocturna, mencionada ya antes y proveniente de Kushanku, podía ser necesaria cuando en el castillo se apagaban las luces (del tipo que fueran y por el motivo que fueran), pero como era algo poco probable, la realidad es que este tipo de prácticas se fueron dejando paulatinamente de lado. Los escoltas del Castillo de Shuri, peleaban también en defensa y protección de otras personas. Por ello el kata Naihanchi (que por otro lado representa en sus movimientos la defensa de la entrada de un castillo… el de Shuri) sirve también como protección de otra persona a la que se cubre por medio de los desplazamientos. Es un kata en el que es evidente que algunos movimientos son para interponerse ante ataques que en realidad no iban dirigidos a la persona que realiza dichas defensas. Es interesante en este kata también, por otra parte, la utilización que se hace en unos movimientos muy característicos de un cuerpo enemigo sujeto para utilizarlo como escudo ante otros ataques. En 1853 llega a Okinawa el Comodoro Perry, enviado por su Presidente americano. Quería entablar relaciones con Japón y como sabía que este país respetaba la fuerza decide forjarse una reputación en Okinawa a base de fuerza antes de hacer su entrada en la isla principal de Japón. Perry hizo del lugar, su base de operaciones durante las negociaciones con Japón. Estados Unidos y las Ryukyu firmaron entonces un tratado de amistad. Aún se puede ver hoy en día el monumento que en el Cementerio de Extranjeros de Tomari, se erigió en honor a Perry. Perry participa en recepciones en el Castillo de Shuri, recepciones en las que están presentes también, Sokon Matsumura, Anko Itosu, y varios de los expertos en lo que después hemos conocido como Karate. El 24 de Marzo de 1867 se realiza en los aledaños del Castillo, concretamente en el jardín Ochayagoten, una ceremonia para conmemorar la visita exactamente un año antes de Zhao Xin, el último Sapposhi. Los actos cuentan con tres partes diferenciadas, una de danzas tradicionales de la isla (sanryuchu), otra de música (uchihanazutsumi) y una tercera sobre artes marciales (bujutsu). El programa de artes marciales allí exhibido constaba de varias demostraciones como timbe y bo a cargo de Maeda Chiku, sai y kata seishan con Aragaki Tsuji, y otras facetas marciales a cargo también de Ikemiyagusuku Suazi (un aristócrata de Kume) y de Tomura Chikudon. En 1868 cae el Shogunato de los Tokugawa y la Familia Imperial vuelve a tener un poder real. Es lo que se conoce como la Restauración Meiji, en la que como ya expliqué en otros artículos, tuvieron un papel especial Yoshinobu Tokugawa, el último shogun y Takamori Saigo, el verdadero ‘’ último samurái ‘’. La Restauración Meiji trae el desarme y el ocaso de los samurais, y el Okinawa Te es practicado en la intimidad. En 1872 se establece el Clan de Ryukyu y siete años después el Castillo se rinde a las tropas japonesas, lo que resulta ser el fin del Reino. El Rey Sho Tai pierde su trono y se marcha de Okinawa rumbo a Tokio. Su secretario, el Maestro Anko Itosu decide quedarse en Shuri y monta un negocio de imprenta y paralelamente después es responsable del primer gran desarrollo del Karate al introducirlo en el sistema educativo. Itosu crea 5 katas básicos, influenciados claramente por algunos katas superiores, y lo hace en ese número, cinco, no solo por la simbología budista que pudiera tener sino por el hecho de la existencia de cinco cursos en ese nivel educativo. Itosu creó un kata para cada curso. Anko Itosu siempre fue una persona muy fuerte, por ello algunas aplicaciones de algunos pasajes de kata requieren en realidad más fuerza de la que a priori pudiera suponerse. Sus prácticas de golpeo en makiwara se le quedaban cortas e Itosu golpeaba habitualmente una piedra rodeada con un simple cuero. Con 75 años de edad fue retado por un judoka de 35 años que promete a Itosu antes de la pelea “no hacerle daño”. Un detalle con el anciano. La realidad es que cuando el judoka se acercó para coger a Itosu de sus mangas, hombros,… el experto en Karate le golpeó con un potente gyaku zuki en el plexo solar y el forzudo termino en el suelo sin respiración. El 30 de Agosto de 1964 se erige en el bosque de Furushima, al norte de Shuri, un monumento a Anko Itosu. Se trata de una gran piedra gravada por delante y por detrás que sirve como homenaje al principal impulsor del Shuri Te (Shorin Ryu). Choshin Chibana, el único importante alumno directo de Itosu vivo en ese momento, se encarga de impulsar este proyecto que es además un homenaje a la lealtad y al orgullo. La inscripción, caligrafiada por Choko Iraha y gravada en la piedra por Jitsuhiko Ishimine, hace un somero resumen de sus méritos. Aunque sea solo por unos renglones, es de justicia mencionar en este momento, y aunque es suficientemente sabido, que por otro lado se desarrollaba en Naha el Shorei Ryu (Naha Te) con maestros como Kanryo Higaonna, y luego Chojun Miyagi, Seiko Higa, Meitoku Yagi, Eichi Miyazato, etc… Podemos decir que el Shuri Te con la aportación de Sokon Matsumura y de Anko Itosu da lugar al Shorin, y el Naha Te con la aportación de Higaonna especialmente da lugar al Shorei. Pero la verdad es que este estudio está hoy centrado en Shuri, en su Castillo y en la influencia de este y de sus trabajadores en el posterior Karate. A este respecto sí que habrá que mencionar a uno de los maestros que tuvo Chojun Miyagi y que incluso intercambiaba conocimientos con el propio Kanryo Higaonna (era tiempos de inicios y por lo tanto con marcados intercambios técnicos). Maestro muy relacionado con el Castillo de Shuri, ya que en él trabajaba como intérprete. Se trata de Seicho Arakaki, conocido también como Kamadeunchu Arakaki e incluso simplemente como Arakaki el Gato. Parece ser que a Seicho Arakaki puede debérsele en gran parte los katas Niiseishi, Sochin y Unsu. Eran épocas, como digo, en que había mezcla de formas e influencias entre líneas. Seicho Arakaki fue profesor de otro importante maestro, Chotoku Kyan. Por los motivos que estamos viendo en este estudio el Shuri Te y posterior Shorin era practicado básicamente entorno a la clase alta, entorno a los relacionados con el Castillo de Shuri y con esa zona. El resto de la ciudad de Naha simbolizaba el Naha Te y posterior Shorei. Por ello los mismos responsables de Shuri vieron con buenos ojos que se desarrollara fuera de su dominio, fuera de Shuri, otro sistema de lucha técnicamente muy similar (prácticamente igual) pero al que tuvieran acceso otro tipo de gentes. De ahí el desarrollo de Tomari Te, que cumplía esas características. De hecho Tomari Te también era conocido con el nombre de Inaka Te cuya traducción podría ser “la mano del campesino” que claramente se salía del nivel social del Shuri Te. Los maestros más responsables de Tomari Te serían Choken Makabe, Kosaku Matsumora y Peichin Oyodomari. Pero sigamos. Otros karatekas importantes relacionados indiscutiblemente con el Castillo de Shuri, por trabajar en él, son los siguientes: • Peichin Yara, que transmitió varios katas de su pariente Chatan Yara (el más conocido quizá Chatan Yara no Kushanku). • Seicho Arakaki (1840-1920), conocido también como Kamadeunchu Arakaki e incluso por su apodo, Arakaki el gato, fue alumno de Waishinzan (profesor a su vez de Matsu Higa y Kanryo Higaonna). Seischo Arakaki era intérprete en el Castillo de Shuri y hay casi pleno convencimiento de que a él se le debe el origen de Katas practicados en la actualidad como Niiseishi, Sochin y Unsu. Alumno destacado de Seicho fue Chotoku Kyan. • Sanda Kinjo, también conocido como Ufuchiku Kanagushiku (1841- 1920), y ayudado por su situación laboral era un gran experto en las armas que generalmente portaban los delincuentes y criminales. Sanda Kanagusuku, alumno de Sokon Matsumura y de Matsu Higa (por cierto sirviente del Rey de Okinawa y experto en artes marciales, además de profesor de Kanryo Higaonna), fue elegido como miembro de la escolta del Rey Sho Tai. Estuvo nada menos que 40 años como escolta del Rey de Okinawa (más tarde sería nombrado Jefe de la Policía de Shuri). Fue en su época cuando se popularizó la utilización del sai como arma habitualmente utilizada para el desempeño de las funciones de seguridad. Destacaremos que Kanagusuku, persona que se dice nunca sonreía, enseñó entre otros, al popular Shosei Kina, cuando este último tenía poco más de 20 años de edad. Kanagusuku se hizo el ritual suicidio seppuku a la edad de 79 años al ver cómo sus cualidades físicas mermaban y no poder aceptarlo adecuadamente. • Kokan Oyodomari, amigo de Sokon Matsumura y de Kosaku Matsumora (del que ahora nos ocuparemos) y experto en Tomari Te. • Kosaku Matsumora, profesor de Chotoku Kyan y que había aprendido no solo de Matsumura Sokon sino de Chinto, el ladrón al que fue a detener como ayuda a Matsumura en las cuevas cercanas a la playa. Kosaku Matsumora peleó en una ocasión contra un samurai del Clan Satsuma con la única ayuda de una prenda de vestir bien enganchada en una mano. Kosaku perdió un dedo durante la lucha, dedo que junto a la espada del samurai derrotado lo lanzó al río. La pelea tuvo lugar en el barrio de Yamazato Giki, exactamente en Haariya Dori, entre el puente Takahashi y Maemichi Dori. Si dos agentes de Sokon Matsumura llegaron a ser amigos inseparables esos son sin duda Kosaku Matsumora y el mencionado antes Kokan Oyodomari. Como sabrán los lectores, Kosaku Matsumora puede considerarse uno de los grandes expertos y representantes de Tomari Te. El 8 de Mayo de 1983 se levanta en el parque Arayashiki Tomari el monumento a Kosaku Matsumora, denominado Kenshohi. El monumento es patrocinado por la Sociedad de la Familia Yuji, con la presidencia de Koso Matsumura, y el resto de miembros de la Tokiwakai. El Maestro Shoshin Nagamine, Presidente de Matsubayashi Ryu, y los miembros de la organización Tomari Senkaku Kenshokai bajo la dirección de Maeda Giken, tienen el honor de liderar el homenaje. • Chinen Sanda (1842-1925) fue otro de tantos artistas marciales destacados que crecieron en el entorno del Castillo de Shuri. En su caso, aprendió de su tío Sanjin Chinen, y hay que decir que la familia formaba parte del equipo de seguridad de las Islas. Dato a destacar de Chinen Sanda es quizá el haber sido profesor de bo de Moden Yabiku y de Shinko Matayoshi, dos expertos posteriormente muy reconocidos. Un alumno de Chinen Sanda a destacar en este estudio es Chojo Oshiro (1887-1935), miembro de una familia que también servía a la Corte de Shuri como guerreros, y alumno también de Anko Itosu. • Peichin Kiyuna es otro karateka importante relacionado con el Castillo de Shuri. Kiyuna (que luego sería profesor de Taro Shimabuku) era vigilante nocturno del Castillo y solía entrenar en el Jardín del Este, en el Shikina En, en el entorno del Castillo, zona de la que era responsable en cuanto a vigilancia. Se dice que allí llegó a secar un árbol a base de golpearlo constantemente. También invitaba a otros karatekas a tomar el té con él en ese lugar. Otro Maestro de Karate muy relacionado con el Castillo de Shuri fue Anko Azato. Efectivamente, el maestro de Gichin Funakoshi, era Adjunto Militar en el Castillo y fue Consejero de más de un Rey de Okinawa. Pero Anko Azato era muy pro japonés, lo que resultaba muy impopular en Okinawa, motivo por la cual fue dejado atrás en la historia del Karate y si no hubiera sido por las menciones de Funakoshi (que durante un tiempo fue su único alumno), el Maestro Azato ni siquiera habría llegado a nuestro conocimiento. Anko Azato, en Okinawa, se convirtió por su simpatía por lo japonés en lo que se ha llamado “el invisible del Karate”. Hay una foto (ya muy popular), en la que aparece un grupo de karatekas en el año 1937 (la palabra “Karate” aparece ya en 1905) realizando el primer movimiento del kata más básico. Se trata de un grupo perfectamente organizado en filas y columnas y dirigido por Shimpan Gusukuma (también conocido como Shimpan Shiroma). El kata, y la foto, se localiza en la explanada o patio principal del Castillo de Shuri. Gusukuma (1890-1954) y aunque disponía de su dojo en su cercana ciudad de nacimiento, Nishihara, utilizaba la explanada del Castillo de Shuri para impartir habitualmente clases de Karate. Así lo hizo hasta que la fortaleza fue declarada Tesoro Nacional. Gusukuma era también un alumno de la línea de Itosu, aunque su evolución técnica le llevó a una variante de Shito Ryu. Incluso en el futuro el Maestro Horoku Ishikawa llamaría a su estilo y organización Shimpan Shiroma Kei Shito Ryu Karate Hozon Kai. Shimpan Gusukuma fue alumno también de Chotoku Kyan, otro conocido maestro de la línea de Itosu y muy relacionado también con el Castillo de Shuri. ¿Qué cómo? Ahora lo veremos. Nacido en 1870, Chotoku Kyan (conocido también como Chan Mi Gwa) era hijo de Chofu Kyan, el Guardián del Sello Real, y por lo tanto importante personaje en el seno del Castillo y compañero de Matsumura y de los otros destacados. Teóricamente la forma de Karate de Chotoku Kyan, el Shobayashi Ryu, sería una forma que ha trascendido en el tiempo sin apenas modificaciones respecto al estilo de Itosu. Otra característica sería la práctica de puntos vitales y de la muerte súbita. Chotoku Kyan, fue miope toda su vida y moriría en 1945, cuando recién finalizada la II Guerra Mundial dejó de comer sus raciones de arroz asignadas para entregarlas a otros más necesitados. Kyan, que siempre fue una persona tendente a la depresión, murió en lo que con más o menos consciencia resultó ser un pausado suicidio. Entre sus alumnos cabe destacar a Joen Nakazato (Shorinji Ryu) y que actualmente vive en Naha, Taro Shimabuku (Ishin Ryu), el hermano de este, Eizo (al que pegaba de joven y con lo que motivó que se iniciara también en el Karate), Shoshin Nagamine (Matsubayashi Ryu) y Ankichi Arakaki (profesor de Nagamine y que muriera parece ser por una hemorragia tras un desafío, aunque Nagamine se esforzara siempre en pregonar que fue debido a una úlcera). Terminada la época dorada del Castillo de Shuri y su Karate, este arte marcial siguió no obstante su desarrollo en el entorno de la fortaleza y con los mismos /y otros) personajes. Matsumura ya estaba ahora apartado de las importantes funciones que tuvo, pero siguió cumpliendo un puesto importantísimo en el arte marcial. Hay que destacar aquí y ahora al karateka Kentsu Yabu (1866-1938) que vivía unos 500 metros al noreste del Castillo, muy cerca del Yamakawa Tamaudun, un pequeñísimo mausoleo perteneciente a la Familia Real y que era en realidad un lugar muy poco conocido y nada transitado. Allí, Yabu entrenaba en privado secreto con Sokon Matsumura. He de decir que hoy en día, más de 120 años después, el lugar es del todo desconocido por los habitantes incluso de la zona. Me costó Dios sabe cuánto y con mucha ayuda el poder encontrarlo y se encuentra tapado por la abundante y verde vegetación, solamente vigilado por las venenosas serpientes habu de las que ya Gichin Funakoshi nos hablaba en su último libro. En la actualidad aún viven en las inmediaciones los descendientes de Kentsu Yabu. Para encontrar el lugar exacto donde Kentsu y Matsumura entrenaban juntos tuve que pegar innumerables subidas y bajadas por lo que antaño era el Monte Torao y sus pinos. Ahora ya construido en buena parte, el monte y los paseos por él significaron mucho para Funakoshi y su decisión primero de tomar el pseudónimo de “Shoto” y después de simbolizarse con un tigre de larga cola. Resultará curioso mencionar que en una ocasión Yabu llegó a matar de un golpe a otro soldado. La investigación posterior le eximió de culpa al haberle golpeado con la mano abierta (y no con el puño) lo que no suponía una mala intención de causar un daño importante. ¡Fue mala suerte! Su técnica y sus entrenamientos golpeando árboles le habían convertido en demoledor. Hay que decir que más tarde tanto Kentsu Yabu como Chomo Anashiro (1869- 1945 y quien primero utilizaría el término Karate en 1905) fueron oficiales militares y los primeros voluntarios de Okinawa en alistarse en la Armada, participando en las guerras contra China y contra Rusia. Su buena condición física fue investigada por la Armada, con la conclusión de que se debía a la práctica del Karate. De entre los 50 voluntarios okinawenses en el Ejército Japonés, Yabu, Anashiro y Kudeken Kenryu, destacaron por su preparación física. Los tres eran alumnos de Itosu. Yabu sería responsable de la introducción de las formas militares en la enseñanza del Karate (saludos, permisos, orden general, …y hasta la famosa expresión “oss”), además de que ambos ayudaron mucho a Itosu en la introducción del Karate en las escuelas. La importancia de las artes marciales en el ambiente del Castillo de Shuri, queda patente también por otra parte en la aparición de lo que se conoce como Ryu Kyu Oke Hiden Bujutsu, o Artes Marciales Reales Secretas de Ryu Kyu, lo que hace referencia directa a las prácticas secretas y especialmente relacionadas con la realeza de Okinawa. Este sistema, más conocido como Motobu Udundi ha sido desarrollado por el Maestro Seikichi Uehara, alumno de Choyu Motobu (hermano del conocido Choki). Los Motobu eran descendientes de muy buena y noble familia a pesar de la fama que Choki, por sus ideas y formas, adquirió. En la actualidad persiste tal escuela bajo la dirección de Sokon Kanenori. En 1925 el Seiden es designado Tesoro Nacional. En 1933 reciben la misma designación las principales puertas del recinto, pero desgraciadamente en 1945 el Castillo es devastado durante la Batalla de Okinawa, en la II Guerra Mundial. Poco tiempo después se inicia la reconstrucción de todo el complejo, dado el su enorme valor histórico, estético y cultural. En 1958 se reconstruye la puerta Shureimon. Diez años más tarde se hace lo propio con otras partes del recinto. Tras el largo dominio de Estados Unidos, en 1972 Okinawa es devuelta a Japón. La reconstrucción de diferentes partes del recinto del Castillo se torna algo prioritario para el Gobierno y, y en 1977 se completa la del Tamaudun, el Mausoleo Real. En los años 80 continúan los trabajos de restauración y a finales de esa década los trabajos se centran ya en el Seiden, el edificio principal. En 1992 se realiza la apertura parcial del complejo. En Noviembre de ese año las demostraciones de Karate forman parte importante de los actos conmemorativos. Maestros como Yuchoku Higa, Shuguro Nakazato, Katsuya Miyahira, Seikichi Uehara, Meitoku Yagi y Shoshin Nagamine, son quienes a mediados de esta época realizan actividades conjuntas en el patio del Castillo de Shuri para dar mayor importancia a la reconstrucción. Son considerados Tesoros Vivientes de la isla. Desgraciadamente la avanzada edad de los maestros importantes hace que algunos mueran en los siguientes años. En la década de los 90 han muerto Meitoku Yagi, Shoshin Nagamine, Yuchoku Higa, Eichi Miyazato, Eisuke Akamine,… Otros van cobrando mayor importancia, por lo que iniciado el siglo XXI Koshin Iha (Goju Ryu y sucesor de Eichi Miyazato), Ryuko Tomoyose (Uechi Ryu) Shuguro Nakazato (Shorin Ryu), Joen Nakazato (Shorin Ryu), Kusei Wakugawa (Goju Ryu), Higa Minoru (sucesor de Higa Yuchoku).

2.17.2017

Gendai Budo

El término gendai budō (現代武道) significa “artes marciales modernas” en japonés en contraposición al concepto koryū budō (古流武道), que se puede traducir como artes marciales antiguas o tradicionales. Por lo general, las artes marciales antiguas se caracterizan por su aplicación militar o de defensa personal, mientras que las artes marciales modernas se utilizan sobre todo como deporte o búsqueda de bienestar personal, aunque sigue existiendo su aplicación de defensa personal civil o militar. El concepto de gendai budō abarca artes marciales con y sin armas, como el karate-dō, judo, iaidō, kendō, kyūdō, jōdō, jūkendō, aikido, naginatajutsu, kobudō y otras surgidas después de la restauración Meiji (1868) en Japón al final del siglo XIX y a principios del siglo XX. Estas artes marciales buscan trascender el liquidar al adversario al dar formación ética y una filosofía de vida a sus practicantes a su vez que cultivan el cuerpo; y que aún pueden ser usadas para la defensa personal. En la actualidad las artes marciales japonesas se están especializando cada vez más debido a su enfoque deportivo o filosófico, convirtiéndose en disciplinas de precisión y/o exhibición, haciendo a un lado varias técnicas útiles y necesarias para la defensa personal, encontradas antes como partes integrales o complementarias de su contenido. Algunas de estas son: las técnicas de desarme, de golpeo, varios tipos de luxaciones e inmovilizaciones, golpeo a puntos vitales, manejo de armas tradicionales y técnicas de reanimación. Debido a esto se puede describir de manera general el énfasis de estas artes marciales así: Judo: Énfasis en lanzamientos, derribos, estrangulaciones, sumisiones y luxaciones, se incluyen unos pocos golpes. Karate-dō: Énfasis en bloqueos y/o chequeos defensivos, golpes con el puño, golpes a mano abierta, patadas, barridos, codazos, rodillazos, incluye algunas luxaciones y lanzamientos. Aikidō: Énfasis en luxaciones (especialmente de muñeca, codo y hombro), proyecciones, inmovilizaciones, estrangulaciones, manejo de armas tradicionales (bokken, jō, tantō, bō), incluye algunos golpes a puntos vulnerables. Kendō: Énfasis en el manejo del sable de bambú o shinai en combate, y del sable de madera bokken, o el uso del sable real katana en sus formas o kata, incluye el uso de la armadura o bogu. Kyudō: Énfasis en el tiro al blanco con arco y flecha. Jōdō: Énfasis en manejo del jo (bastón medio de aproximadamente entre 1,10 mts. y 1,30 mts. de longitud), contra otras armas tradicionales como el sable de madera o bokken. Iaidō: Énfasis en el manejo y desenvaine del sable de practica o Iai-To, desde la funda por medio de katas (o formas). Naginatajutsu: Énfasis en el manejo de la naginata o alabarda. Kobudō: Énfasis en el manejo de las armas tradicionales del Japón, y de la isla Okinawa; como el rokushakubō (vara de unos 183 cm, conocida comúnmente como bō), el sai (daga corta sin filo), la tonfa (porra con mango), el kama (hoz japonesa), y el nunchaku (bastón de dos secciones de madera unidas por una cuerda o cadena), entre otras. Jūkendō: manejo de la bayoneta. Tankendō: manejo de la espada corta. Fuente.Wikipedia

Que arte marcial practicaban los Samurai?

En primer lugar cabe aclarar que en Okinawa el equivalente al samurai es el "Pechin". Sistema de castas en Okinawa[editar] Los pechin formaban parte de un complejo sistema de castas que se mantuvo durante siglos en Okinawa. Constituían la clase guerrera encargada de hacer cumplir la ley y proporcionar defensa militar a la nación, el reino de Okinawa o el de Ryūkyū. El color del sombrero denotaba el rango específico de un samurái de Okinawa. Sistema de castas de Okinawa: Realeza - Familia Shō Oji (王子 Ōji?): Príncipe Aji o Anji (按司 Aji?): descendiente del príncipe, rama cadete de la Casa Real Shizoku - clases privilegiadas Uekata u Oyakata (親方 Uēkata?): Señor Pechin (親雲上 Pēchin?) Pekumi (親雲上 Pēkumī?): pechin superior Satunushi Pechin (里之子親雲上 Satunushi Pēchin?): pechin medio Chikudun Pechin (筑登之親雲上 Chikudun Pēchin?): pechin inferior Satunushi (里之子 Satunushi?): paje superior Chikudun (筑登之 Chikudun?): paje inferior Heimin - gente común La clase Pechin también fue la responsable de desarrollar la técnica tradicional de combate, denominada Ti ,Tuidi, (Te) conocido como: "la mano de Ryukyu" para desarrollarse en el Shuri Te, arte del que se deriva el arte marcial del kárate. Los pechin liderados por el legendario Sokon Matsamura mantuvieron en secreto estas técnicas y sólo transmitieron los movimientos más letales a un solo miembro de sus familias por generación, normalmente al primogénito. Esta clase guerrera formó parte del sistema de castas de Okinawa, y, al ser considerada parte de la clase alta, los pechin solían viajar acompañados por un sirviente. Quisiera añadir que el conjunto de técnicas practicadas por los samurais se llama por lo general BU-JUTSU o BUGEI (tecnicas o metodos de guerra). Muchos hablan de 18 tecnicas (Jutsus) diferentes dentro de este conjunto : - Ken Jutsu, técnicas con espadas de diferentes tamaños como la katana, wakizashi, kodashi, odashi, nodashi ... El Ken Jutsu podía incluir o relacionarse con otras practicas como el Iai Jutsu o técnicas de desenvaine, el Batto jutsu y el Tameshigiri o técnicas para cortar. - Tanto Jutsu o manejo del cuchillo - Yoroi Kumi Uchi (combate usando una armadura), - Bo Jutsu (técnicas con bastones de diferentes tamaños, el cual incluya por ejemplo el Jo o bastón largo y el Hanbo o baculo), - Yari Jutsu o So Jutsu (lanzas), - Naginata Jutsu (alabarda), - Jutte jutsu o combate con Jutte (una arma derivada del Sai de Okinawa). - Ba Jutsu (lucha a caballo) - Yabusame (manejo de arco montado a caballo) - Kyu Jutsu (arquería), - Hojo Jutsu o técnicas de amarres con cuerdas, - Shuriken Jutsu o técnicas de lanzamiento de objetos punzo-cortantes como cuchillos, dardos, dagas ... (los ninjas popularizaron esta disciplina con las famosas estrellas para lanzar pero los samurais tambien practicaban este tipo de tecnicas). - y muchas mas. La cifra 18 no es un numero exacto ya que segun la epoca y el clan al cual pertenecia un samurai las técnicas que aprendía podían variar. En cierta época, muchos samurais practicaban Sumo por ejemplo (obviamente que se trataba de una disciplina deportiva un poca mas ruda y completa que el Sumo que conocemos hoy). Hablando del combate a mano vacía, el nombre de las disciplinas varia tambien segun la epoca, muchos coincidimos en los términos Tai Jutsu (tecnicas de combate utilizando todo el cuerpo) o Ju Jutsu (tecnicas suaves, que se podría traducir como "suave" en el sentido de sin armas ya que los antiguos estilos de Ju Jutsu si incluyan todo tipo de golpes y patadas y es mas tarde que se enfocaron mas que nada en el control y derives tomando entonces mucho mas el sentido de arte "gentil" como se le conoce hoy). Otros hablan de Kumi Uchi Goshin o defensa propia a corta distancia o de Yawara... Las técnicas de combate tanto con armas como a mano vacía empleadas por los samurais evolucionaron con los años, dando lugar a muchos estilos distintos practicados por tal o tal familia. Un buen ejemplo de ello es el Daito Ryu Aiki Ju Jutsu, estilo de Ju Jutsu practicado por el clan Takeda y que se enfoco en la utilización del Aiki o aprovechar la energía e impulso del oponente durante su ataque. Este estilo en particular fue el que influencio en la creación de artes marciales modernas como el Aikido o el Hapkido por ejemplo. Cabe destacar que los samurais no practicaban ni Karate, ni Judo, ni Kendo, todas estas disciplinas son GENDAI BUDOs creados despues de la Era Meiji, osea despues de que los samurais ya no existían. Fuente: wikipedia

1.30.2017

Filosofía de las artes marciales

El término “arte marcial” se aplica a gran cantidad de actividades, alguna de las cuales no tienen ninguna conexión militar real, de manera que es una buena idea comenzar este libro entendiendo claramente que significa dicho término . Estrictamente hablando, un arte marcial es una colección de técnicas empleadas para hacer la guerra. Normalmente incluyen el empleo de armas de algún tipo. La palabra “arte” es quizás un poco desconcertante: no se necesita una gran habilidad para apuntar y disparar un rifle. La habilidad esté en elegir y disparar a los objetivos y en mantener un fuego eficaz.El arte marcial, de emplear un rifle incluiría en consecuencia estos elementos y tambien el modo de mantener el rifle y la munición Los seres humanos son gregarios, viven en tribus y se identifican con símbolos fuertes de poder.En las sociedades humanas quienes lo adquieren con mayor eficacia disponen de una parte mayor de los recursos disponibles. Cuando la comunidad crece mas allá de los recursos disponibles para alimentarla y darle cobijo, debe expandirse o declinar. Cuando las aspiraciones y codicia del partido gobernante no puede satisfacerse dentro de la comunidad sus necesidades deben buscarse afuera, en ambos casos los recursos de los vecinos son saqueados, las pequeñas comunidades agrícolas son invadidas por vecinos mas numerosos y agresivos, pero unos vecinos igualmente agresivos no claudican fácilmente y entonces se desarrolla una guerra. hay dos formas de luchas en una guerra: con soldados profesionales muy bien entrenados, apoyados por el resto de lapoblación o con unos pocos guerreros profesionales que dirigen un ejercito. Cuando las armas de guerra permitan el combate cuerpo a cuerpo, un guerrero profesional resulta mas eficaz que muchos reclutas, pero en períodos de guerras frecuentes, tales guerreros mueren en menos tiempo que el deseado para entrenar nuevos reemplazos de forma que debe emplearse el reclutamiento para aumentar los recursos humanos. El desarrollo de tradiciones marciales Alrededor del siglo XV las armas de fuego llegaron a ser de disponibilidad general y a diferencia de la espada, podían ser empleadas con un mínimo de entrenamiento. Durante un breve periodo de tiempo lo nuevo y lo viejo coexistieron, pero finalmente los nuevos modos marciales demostraron ser mas eficaces. esto produjo una gran nivelación en la practica del arte marcial y significo que un mayor numero de personas podían ser guerreros eficaces. Cuando dos ejércitos equipados de forma similar se enfrentan, el resultado lo decide un cierto numero de factores. El primero es la estrategia: tomando posiciones y poniendo al enemigo en una situación desventajosa, una forma de conseguirlo la constituyen los ataques preventivos. El segundo factor es el valor de los guerreros, cuando se despliegan sabiamente, los guerreros agresivos y sin miedo pueden obtener la iniciativa con mas facilidad que los oponentes temerosos o desmoralizados. El tercer factor son los sistemas de apoyo y los tamaños relativos de ambos ejércitos. Los ejércitos mas valientes y decididos necesitan comida y equipo. Los ejércitos mas débiles triunfarán si los numeros están abrumadoramente a su favor. Las naciones mas grandes pueden permitirse derrochas su potencial humano. Mientras occidente a desechado las armas a medida que se han vuelto obsoletas, Oriente las ha mantenido, aunque ya no puedan ser usadas en el campo de batalla, la mentalidad marcial que las mismas generan sigue siendo vital.Algunas de estas tradiciones son muy antiguas, con una historia que se extiende hacia atrás por mas de 500 años.No hay duda de que todabia hay sistemas mas antiguos, pero sobre esto no hay nada escrito o su temprana existencia se ha perdido. cada tradición de fundo a través de lo que podría llamarse una revelación mística y solo necesitamos mirar hacia el principio del siglo XX cuando un estudiante de aiki-jiu-jitsu llamado Morihei Ueshiba experimento una visión de armonía que lo llevo a fundar el arte marcial del Aikido. Las antiguas tradiciones han persistido debido a que se han añadido constantemente nuevos desarrollos hasta que el núcleo central de la enseñanza ha quedado cubierto con muchas capas. El arte marcial del Jiu-Jitsu por ejemplo, se origino como un modo de agarrarse de los guerreros que llevaban armaduras y cuando las armaduras quedaron desfasadas el arte cambio para adaptarse a la nueva situación. Ello ilustra el importante hecho que las tradiciones de las artes marciales evolucionan. los intentos de petrificar las cosas tal como están niegan el reconocimiento de las habilidades de las habilidades de los maestros actuales y llevan al descontento. Curiosamente el adjetivo “tradicional” se aplica frecuentemente a las artes marciales que tienen menos de cincuenta años de antigüedad. Es vedad que sus predecesores son mucho mas antiguos, pero generalmente hay un punto distintivo, en el que puede decirse que se ha fundado un nuevo arte marcial. La filosofía del arte marcial Aunque la espada puede haberse vuelto obsoleta, la mentalidad marcial que se generaba con su entrenamiento, no lo está.mientras que occidente puso mas énfasis en nuevas armas. Oriente nunca olvidó la necesidad de adiestrar a las personas para usar las nuevas tecnologías en forma eficiente. La gente de todas partes tiene un instinto de protección fuertemente arraigado que les lleva a evaluar las posibilidades de supervivencia personal en cualquier enfrentamiento de vida o muerte. si la necesidad de autoprotección se disminuye no obstante un combatiente pierde el miedo a la muerte y lucha sin miedo. Abundan las historias de personas mayores o mas débiles que derrotaron a atacantes mas fuertes al actuar sin miedo y con una concentración total.la importancia de la actitud mental en la creación de un guerrero eficaz no puede sobreestimarse y es conveniente en este punto, el considerar algunas palabras del Hagakure Bushido del siglo XVIII Yamamoto Tsunetomo. El Bushido, descansa en el morir, al enfrentarse con dos alternativas, vida o muerte, sebe elegirse la muerte sin la menor vacilación... Un hombre de gran valor no piensa en el resultado de la lucha, se larga fervientemente y directamente en las fauces de la muerte. Bushido significa luchar desesperadamente en las fauces de la muerte... incluso docenas de hombres tienen dificultades para matar a un samurai en este frenético estado. Un europeo que mantuviese estos puntos de vista seria considerado un loco, un fanático y no obstante esta forma de pensar era perfectamente comprensible para un japones de mediados del siglo XX. Un millar de años de tradición militar enseñaron que la personalidad era una alianza temporal entre necesidades y deseos y que la vida en si misma no era mas que una ilusión. No se podía aspirar a mayores alturas que las de morir gloriosamente al servicio del emperador. Es quizás posible que los occidentales llegasen a atribuir hazañas sobrehumanas de habilidades en la lucha a los japoneses y a sus artes marciales. cuando en realidad estos sistemas tenían poca importancia en comparación con el poder de su filosofía. este error ha persistido hasta nuestros días y hay millones de personas en mas de un centenar de países que practican técnicas con las que esperan llegar a convertirse en guerreros sobrehumanos sin miedo e invencibles. lamentablemente sin comprender los verdaderos principios de la practica de las artes marciales orientales, estas personas llegan a ser como mucho, maestros de la técnica. Se dice con frecuencia que un cobarde que practica artes marciales se convierte en un cobarde equipado con técnicas de artes marciales Artes marciales y deportes de combate El tiro con arco se practico tanto en oriente como en occidente, en el japón todavía se lo considera como un arte marcial pero en Gran Bretaña hoy en día es un deporte y no un arte marcial. Los clubes japones de tiro con arco no existen con el propósito de ganar premios, al practicante de Kyudo solamente le preocupa el cultivo de una mentalidad de artes marciales, si la flecha da en el centro del blanco, tanto mejor, pero sino, no importa. El karate japones es un vehiculo para el entrenamiento de la mente y el cuerpo y los maestros fundadores se opusieron a la competencia por que previeron acertadamente que eso llevaría al cultivo del propio ego. Fuente: Libro completo de las artes marciales.David. L. Mitchell.Paidotribo

1.09.2017

La pelea que hizo conocido el karate fuera de Okinawa.

Hoy en día, el karate es practicado por millones de personas en todo el mundo, para algunos es un deporte más de competencia cuerpo a cuerpo como el box o la lucha libre; para otros, el karate NO es un deporte, sino más bien, toda una filosofía de vida. El karate (pronunciado karaté) se desarrolló en Okinawa con influencias chinas, pero fue difundido por los japoneses a lo largo de todo su archipiélago, y luego fue exportado por los propios americanos a su país, después de la Segunda Guerra Mundial. El siguiente relato es la traducción del primer artículo conocido del karate okinawense en Japón, publicado por la revista “King” en setiembre del año 1925. Artículo tomado de la página web Okinawa BBTV dedicado al karate. Box vs karate – Una gran pelea Un extraño viejo provinciano —¡Qué peleón! Hay peleas entre judokas, pero nunca se ha visto una pelea así. Aquí sí que va a brotar sangre. —Así parece, esto sí va en serio. El día de la pelea, el local estaba inundado de espectadores que rumoraban todo el tiempo, mientras esperaban como si la pelea fuera un espectáculo de fuegos artificiales. En los vestuarios se aparece un extraño viejo provinciano quien dice: —Déjeme pelear con el boxeador. —¿Qué? ¿Quiere pelear? —contestó el entrenador poniendo una expresión de sorpresa—. ¿Usted? —Sí. Yo. —¿Quién? ¿Usted quiere retar a nuestro boxeador? —Sí, yo. —¿Usted? —Pregunta nuevamente el entrenador, quien no puede ocultar su expresión de sorpresa al ver a una persona extraña pasado de edad. —¿Es usted judoka? —No. —¿Has practicado box? —No —¿Entonces qué? —Nada. Yo también puedo pelear así. Déjeme pelear. Atrás, algunos exclamaban “¡Déjenlo pelear, que pelee! ¡Viejo loco!” —De vez en cuando, deben dejar pelear a alguien del público, eso atrae a la gente —dijo uno de los ayudantes. —Pero no es judoka ni boxeador. ¿Qué hace entonces? ¿Sumó de un pueblito? —le preguntó el entrenador a sus ayudantes. —¿Qué importa? Solo quiero pelear, mientras sepa algo de algo —Bueno, dejémoslo pelear —decidió el entrenador y dirigiéndose al viejo—, te vamos a dejar pelear. ¿Conoces las reglas? —¿Reglas para pelear? No. —No está permitido usar las piernas, ni los puños. —¿Y las manos abiertas? —Por supuesto que sí, pero repito, los puños (cerrados) están prohibidos. Una tímida sonrisa apareció en el rostro del anciano, quien exclamó “OK, empecemos”. El entrenador lo detuvo cuando estuvo a punto de salir: —Espera. Vas a pelear, pero ¿con qué ropa? —Así como estoy vestido. —¿Así no más? —Comentaba uno de los asistentes del boxeador. —Con esa ropa no te vas a sentir cómodo. Vamos a conseguirte una ropa de judo. Cuando el viejo se quitó la camisa, el entrenador y sus asistentes quedaron sorprendidos. A pesar de que el viejo tenía más de 50 años, todos los músculos, pectorales, abdominales, muslos eran impresionantes. Hasta un principiante se daría cuenta de que sus caderas median más de un metro. El ambiente del vestuario se tornó tenso. “¿Con quien va a pelear? ¿Han visto el cuerpo que tiene el viejo?” Inmediatamente el entrenador dijo: —¡Ah! Me olvidaba de algo importante. ¿Con quién quieres pelear? ¿Con un boxeador? ¿O un judoka? —Me da igual con cualquiera. —Entonces, pelea con un boxeador. Y dirigiéndose a un asistente: “Oye, ¿con quién lo hacemos pelear?” —Con George. Cuando pelea de verdad, ningún judoka lo puede vencer. —Bien —exclamó el entrenador, y escribió en la pizarra el nombre de George. —¡Eh!, una persona del público está retando a un boxeador —comentó uno. —¿Del público? ¡Que interesante! “El boxeador George versus el retador Choki Motobu” —se anunciaba. —Sabemos de George es boxeador, pero no conocemos a Choki Motobu. ¿Será judoka? —comentó otro. —Si es japonés, seguro que es judoka. “En una de las esquinas, se encuentra el boxeador George caracterizado por su gran estatura. En la esquina contraria, se encuentra el retador, de 5-shaku y 4-sun (equivalente a 1.61 m.) de estatura, 52 o 53 años”. —¡Es un anciano! —No tiene guantes, ¿será judoka? —¡No tiene ni pinta de retador! —¡Vamos abuelo, a ganar! El retador no colmaba las expectativas y se murmuraban muchas tonterías. Los contrincantes se separan para empezar la pelea. Motobu (2)George se pone en guardia como todo boxeador. Hace fintas con las dos manos. Motobu empieza con una guardia no convencional; la mano izquierda parece una espada apuntando a su oponente, mientras la derecha, cerca de la mejilla, manteniendo una posición baja. —¿Qué está haciendo? Parece un baile. —No sé. Parece una danza. —Parece maricón el retador. Los espectadores no daban ni un medio por el retador. Desde los vestuarios, estirando el cuello, cuando uno de los judokas exclamó: —¡Ah! Karaté. —¿Karaté? —repitió como un loro uno. —Sí, es karaté. —¿Y qué es eso? Muchos se preguntarán que es “Karaté”. Todavía no está difundido y casi nadie lo conoce. El karaté es un arte marcial de Okinawa. Hace más de 200 años, en el año 14 de la era Keicho (Año 1609), el Clan Satsuma dominó las Islas Ryu Kyu y decretó la prohibición de armas, así que los pobladores se las ingeniaron para defenderse, y se especializaron para matar a su oponente con un solo golpe. A diferencia con el judo, en vez de lanzar al enemigo, usan las manos y los pies como potentes armas. Sabiendo que cualquiera puede usar sus manos y pies como armas, los de karatékas tienen que pulir y templar su personalidad; no deben de mostrar públicamente lo que practican, entrenando en lugares cerrados. Muchos maestros del karate como Gichin Funakoshi cuentan que cuando empezaron a practicarlo en secreto, juramentaron ante sus antepasados que no harían mal uso del karate. En la actualidad, se enseña en las escuelas públicas, como parte de la educación física. La posición en espera, que parece una pose de danza, proviene del karate estilo Shorin, del katá Pin-an yondan. La mano izquierda bloquea el ataque del enemigo, mientras que la mano derecha está preparada para el contraataque. —¡No te descuides! —gritó el judoka que reconoció al karateka. El ambiente del ring se tornó pesado por saber quién de los dos era el más fuerte. Golpe con la mano abierta —¡Vamos retador! —¡Vamos George! Sin embargo, el boxeador estaba confundido. La posición de espera de su retador no le dejaba espacio para atacar, mientras que el retador, Motobu, no atacaba. El boxeador decide atacar, el retador, siempre con las dos manos en la misma posición, bloquea los golpes, pero en ningún momento contraataca. A pesar que el boxeador detiene su ataque para que el retador contraataque, éste no cae en el juego, sigue sin atacar. El boxeador empieza a sentir la falta de aire al atacar continuadamente. George empieza a frustrarse, así que decide en acabar a su contrincante. Entra avanzando uno, dos pasos, sin quitar la mirada a su contrincante… y de repente, Motobu contraataca, sin que George tuviera tiempo de reaccionar, pum… un golpe con la mano abierta, mientras saltaba como si tuviera resortes en los pies. —¿Qué? George entró atacando sin control, mientras que el retador, sin moverse, con la mano izquierda a la velocidad de un rayo, bloquea un golpe y contraataca nuevamente. Pero George tampoco era un oponente cualquiera. ¡Cuidado! George evita un puño de izquierda moviéndose como el flameo de una bandera y regresa a su esquina. Sin embargo, el boxeador empezó a jadear, mostrando su cansancio, mientras que Motobu seguía con su mismo estilo, sin moverse y respiración imperceptible como una montaña. —¿Qué pasó con George? La gente de los vestuarios estaban preocupados. George no podía encajar ningún puño al viejo, y ninguno sabía que era karate ni con quien peleaba. “¡Golpea sin compasión George!” exclamaban excitados algunos. El boxeador decide entrar con un derechazo decisivo. Motobu hace dos, tres pasos hacia el costado, y, utilizando todo el cuerpo, saca un golpe que hace volar a George por las nubes. —¡Ah! El fuerte brazo de Motobu crujió. La mano izquierda bloqueó el golpe de George cuando bajaba. Apenas bloqueó el golpe, Motobu dejó su posición de guardia levantando su posición, mientras aplicó como un rayo un golpe de derecha. ¡Ah! George recibía un golpe entre la boca y la nariz con la mano abierta, justo donde se encuentra un punto débil. George cae como si fuera un palo. Todos los espectadores están asombrados, mientras George sigue sin moverse. —¡Doctor! Doctor! —gritaban desde la esquina de George quien seguía inconsciente. —¡Impresionante viejo! —comentaban algunos espectadores. Hasta las columnas se doblan —Discúlpeme, ¿usted practica karate, no? —pregunta un judoka al final de la pelea. —¿Lo conoce? —preguntó Choki Motobu. —Solo he escuchado rumores. El judoka le pide que le muestre los puños, y al verlos se impresionó más de lo esperado. Esos puños, parecían hechos de piedra, y recibir un golpe con esos puños, sería como recibir un piedrazo. —¡Con razón nadie aguanta esos golpes a mano abierta! —comentó un ayudante en el vestuario. El retador era practicante Ryukyu karate. Se dice que para fortalecer los puños, utilizan el makiwara y tablas de madera, golpean todos los días hasta endurecer los puños; la fuerza de los golpes se genera al girar los puños al lanzar el golpe; rompen tablas de tres a cuatro centímetros con un solo golpe, con un extraordinario poder. Choki Motobu es descendiente de una distinguida familia de Okinawa, donde todos dominan el karaté. Choki es conocido en esas islas por su fortaleza y habilidad en este tipo de lucha. Se dice que esos puños, no solo ha doblado columnas, sino que también ha roto más de un hueso. Derribar a George con un solo golpe, no fue sorpresa. “¡Ryukyu karaté!”, “Humm, un arte marcial secreto de esa pequeña isla. No lo sabía!”. “Esos puños si son armas efectivas”. “Los humanos sí que somos creativos, convertir nuestras manos en armas”, comentaban los asistentes en los vestuarios. Matando un toro de un golpe En el karaté, cada parte del cuerpo es un arma. Las manos se endurecen golpeando madera y metales; los pies se fortalecen con zapatos pesados. Se dice que un compañero de Gichin Funakoshi, actual representante del karaté en Japón llamado Hachimine mató a un toro en la isla de Yaeyama con un golpe en la cabeza cuando el toro intentó atacarlo. Algunos piensan que la fuerza de esos puños son tan peligrosos, que la ley debería de considerarlos como armas letales. Revista “King” – Editorial Dainippon yuuhenkai (hoy Kodansha) A partir de esta pelea, el karate empieza a popularizarse, mientras la fama de Choki Motobu crecía en Japón, llegando a ser profesor de karaté en los clubes de las universidades de Waseda y Toyo a finales de la década de los 30. Sin embargo, Choki Motobu siempre criticó la forma en que el karate se venía desarrollando en las principales islas de Japón, liderado por Gichin Funakoshi, fundador de la escuela/estilo más difundida de karate por el mundo, Shotokan. La imagen que asocia el karate con golpes a mano abierta probablemente proviene de este relato. Sin embargo, Choki Motobu declararía años después que el golpe que derribó al boxeador, no fue con la mano abierta sino un golpe de puño, no por debajo de la nariz, sino en la sien. Según la página web de la escuela de karate fundada por Motobu, el boxeador se llamaba John Kentel y provenía de Estonia. La misma fuente nos informa que aquellos enfrentamientos eran comunes en su época, donde cualquier persona podía solicitar ser el retador y recibir un premio si ganaba. Choki Motobu había ido el día anterior para estudiar a su rival, y solicitó retarlo al día siguiente. Nótese que este artículo todavía utiliza la escritura antigua de karate, 唐手 y no el actual 空手. El ideograma 唐/kara representaba a la Dinastía Tang, por lo que antiguamente, todo lo proveniente de China era representado por dicho ideograma. El arte marcial de Okinawa era conocido entonces como “toudi” o “tuudi”, escribiéndose. 唐手. En Japón, dicho ideograma también es leído como “kara”, razón por el cual, reemplazaron por el actual ideograma.

6.16.2016

Patrimonio Cultural Inmaterial

Les dejo un articulo sobre el "Patrimonio Cultural Inmaterial" según la UNESCO, teniendo en cuenta que el Sensei Higaonna fue consagrado de esta manera en Okinawa y poner en valor la dimensión de nuestro Gran Maestro. El contenido de la expresión “patrimonio cultural” ha cambiado bastante en las últimas décadas, debido en parte a los instrumentos elaborados por la UNESCO. El patrimonio cultural no se limita a monumentos y colecciones de objetos, sino que comprende también tradiciones o expresiones vivas heredadas de nuestros antepasados y transmitidas a nuestros descendientes, como tradiciones orales, artes del espectáculo, usos sociales, rituales, actos festivos, conocimientos y prácticas relativos a la naturaleza y el universo, y saberes y técnicas vinculados a la artesanía tradicional. Pese a su fragilidad, el patrimonio cultural inmaterial es un importante factor del mantenimiento de la diversidad cultural frente a la creciente globalización. La comprensión del patrimonio cultural inmaterial de diferentes comunidades contribuye al diálogo entre culturas y promueve el respeto hacia otros modos de vida. La importancia del patrimonio cultural inmaterial no estriba en la manifestación cultural en sí, sino en el acervo de conocimientos y técnicas que se transmiten de generación en generación. El valor social y económico de esta transmisión de conocimientos es pertinente para los grupos sociales tanto minoritarios como mayoritarios de un Estado, y reviste la misma importancia para los países en desarrollo que para los países desarrollados. El patrimonio cultural inmaterial es: Tradicional, contemporáneo y viviente a un mismo tiempo: el patrimonio cultural inmaterial no solo incluye tradiciones heredadas del pasado, sino también usos rurales y urbanos contemporáneos característicos de diversos grupos culturales. Integrador: podemos compartir expresiones del patrimonio cultural inmaterial que son parecidas a las de otros. Tanto si son de la aldea vecina como si provienen de una ciudad en las antípodas o han sido adaptadas por pueblos que han emigrado a otra región, todas forman parte del patrimonio cultural inmaterial: se han transmitido de generación en generación, han evolucionado en respuesta a su entorno y contribuyen a infundirnos un sentimiento de identidad y continuidad, creando un vínculo entre el pasado y el futuro a través del presente. El patrimonio cultural inmaterial no se presta a preguntas sobre la pertenencia de un determinado uso a una cultura, sino que contribuye a la cohesión social fomentando un sentimiento de identidad y responsabilidad que ayuda a los individuos a sentirse miembros de una o varias comunidades y de la sociedad en general. Representativo: el patrimonio cultural inmaterial no se valora simplemente como un bien cultural, a título comparativo, por su exclusividad o valor excepcional. Florece en las comunidades y depende de aquéllos cuyos conocimientos de las tradiciones, técnicas y costumbres se transmiten al resto de la comunidad, de generación en generación, o a otras comunidades. Basado en la comunidad: el patrimonio cultural inmaterial sólo puede serlo si es reconocido como tal por las comunidades, grupos o individuos que lo crean, mantienen y transmiten. Sin este reconocimiento, nadie puede decidir por ellos que una expresión o un uso determinado forma parte de su patrimonio.

10.23.2015

La respiración KI - KOKYU

Se necesitan tres elementos fundamentales para conservar la vida: el agua, el aire y los alimentos. El carácter vital de la respiración está dado por el siguiente hecho: podemos vivir durante semanas sin alimentos sólidos; sin líquidos durante días, pero bastan unos minutos sin oxígeno para hacernos perder la vida. Tal la importancia básica de la RESPIRACION. Todos los procesos de la vida están relacionados a procesos de oxidación y reducción. Cada célula de nuestro cuerpo depende de la sangre para su provisión de oxígeno. La cantidad de oxígeno en la sangre que circula por las arterias,determina la vitalidad y la salud de esas células, ya que esas condiciones dependen del aporte de oxígeno a través de la sangre. Si la respiración es defectuosa, no se oxigena bien la sangre. El proceso respiratorio, por otro lado, también estimula los procesos eléctricos de cada una de las células. Para un mejor estudio de la respiración, y teniendo en cuenta que en determinados individuos predomina una u otra, podemos clasificar cuatro formas derespiración: 1) Clavicular: es la realizada por la parte superior de los pulmones. Debido a la forma piramidal de los sacos pulmonares, éste es el tipo de respiración que menos cantidad de oxígeno provee al organismo. 2) Costal: es la realizada por la parte media de los pulmones a nivel costal. Es raro que este tipo de respiración se produzca sola, estando siempre acompañada de una respiración clavicular o abdominal. 3) Abdominal: se realiza en la parte baja de los pulmones, y permite mayor ingreso de oxígeno que las anteriores debido también a la forma piramidal de los sacos pulmonares. 4) Respiración completa: Se produce por el total llenado de los pulmones, incluyendo la parte baja, media y alta de los mismos. Se realiza de forma pausada, y sin forzar la capacidad pulmonar. KOKYU Literalmente kokyu significa inspirar-expirar, la respiración. Esta alternativa permite llevar el Ki en al atmósfera hacia el Seika Tanden y allí activar el fuego de la transformación de este Ki en soplo vital y energía. La respiración no debe trabar ni la libre circulación de la energía ni la fluidez de los movimientos, de allí la importancia concedida a los movimientos de la respiración profunda llamada abdominal (término que se refiere a toda la cintura pelviana y no solamente al vientre). Podemos distinguir tres formas de respiración: · La respiración natural El vientre, los flancos y los riñones se inflan al inspirar y se relajan con la expiración. Esta respiración favorece la concentración, por lo que recibe el nombre de "respiración búdica", lo que la diferencia de la respiración inversa llamada "taoísta". · La respiración inversa En la inspiración imaginar que el aire se acumula antes de la tercera vértebra lumbar (al nivel de los riñones), mientras que el vientre entra ligeramente y el ano se retrae. En la expiración imaginar que el aire acumulado en los riñones pasa a concentrarse en el Seika-Tandem que se encuentra así proyectado hacia delante y hacia abajo mientras que el ano se relaja. El conocimiento de esta técnica respiratoria es indispensable si se quiere desarrollar el Kokyu-Ryoku (poder respiratorio). Esta respiración de origen taoista es la más importante dentro de las artes marciales. · Tragarse la píldora Técnica de respiración en apnea (suspensión de la respiración), igualmente de origen taoista. En la inspiración, que se hace por la boca, el ki atmosférico es engullido para ser fuertemente concentrado dentro del Seika-Tandem, provocando una sobrecarga adicional de energía. Estas tres formas de respiración están ligadas a una concepción del cuerpo surgida de la alquimia taoísta y del arte médico chino y se apoyan sobre la práctica de la pequeña y la gran circulación celeste. INSPIRACION Uno de los ejercicios de la importancia particular para el desarrollo de Ki es la práctica de la respiración abdominal profunda. Siéntese en seiza (o a piernas cruzadas con un cojin debajo para mantener su espina dorsal recta). La adaptación a sentarse en seiza se debe acumular gradualmente, aumentando el tiempo pasado en esta posición en algunos minutos cada sesión. Siéntese ligeramente, recto y los hombros relajados de modo que el peso de su cuerpo se caiga naturalmente a un punto. La inspiración debe ser prolongada, pues una corriente del aire fina se dibuja a través de las fosas nasales en un proceso regular y controlado. El sonido de una inspiración prolongada debe estar cerca del fonema "u". Y esta inspiración se debe hacer relajadamente. Por otra parte, aunque el aire se dibuja a través de la nariz, la garganta se debe utilizar para controlar la corriente. En vez de "oler" el aire, usted debe alcanzará una corriente lenta y constante. El aire que usted inspira debe llenar no solamente la cavidad del pecho, también el abdomen. Inspire profundamente en el abdomen amplía normalmente,sin la tensión o sin tensar indebidamente los músculos del estómago. La idea es respirar tan completamente y naturalmente como un niño. Situé sus hombros abajo y relajado durante la inspiración. Cuando usted ha inspirado todo lo que confortablemente podía, se reclina reservado por un momento,y situando todo el aire respirado a la altura del hara, antes de comenzar a expirar. EXPIRACION Expire a través de la boca (relajadamente), una corriente constante, concentrada, de gran alcance - el sonido de la expiración se asemeja al fonema "haa". Una vez más no debe haber tensión. No procure expirar repentinamente con la gran fuerza. Los ejercicios de respiración se deben practicar diariamente. Cuando está combinada con la práctica regular del Sanchin Kata esto da lugar al desarrollo coordinado de la respiración.

8.27.2015

Ainu, la etinia Samurai

Los Ainu: ejemplo de una raza extinta. Los Ainu: ejemplo de una raza extinta. Los ainu fueron de los primeros humanos modernos que ingresaron en Asia, llegando hasta siberia y cruzando a Japón. Sus orígenes son tan antiguos, que a pesar de que en un primer momento se los relaciono con la raza caucásica, posteriores análisis genéticos descartaron esa relación, y por sus características tanto físicas como genéticas estarían relacionadas con los pueblos paleo siberianos. Sus características físicas hacen suponer a muchos antropólogos que serian una raza aparte de la mongolica, pues se separo de esta en tiempos muy remotos, y no adquirió sus características particulares, como el pliegue en los ojos, falta de vello facial, etc. Esto son algunos ainu de un alto grado de pureza racial:Sus creencias están muy relacionadas con la tierra, los bosques y en especial con el oso. Eran cazadores recolectores. Actualmente se podría decir que la raza ainu en forma pura esta extinta. En primer lugar su territorio (mitad norte de la isla de Japón) fue progresivamente ocupado por la raza mongoloide (que dicho sea de paso no es la población indígena de la isla, si no que los indígenas serian los ainu). Al principio la relación entre los dos pueblos era de comercio pero progresivamente la misma fue empeorando, llegando a producirse muchos enfrentamientos, por los cuales los ainu fueron desplazados cada vez más al norte. Su población también se vio reducida a lo largo de la historia por enfermedades traídas por los mongoloides. Pero sobre todo su raza se extinguió por que al verse reducida en número fue mezclándose progresivamente con los mongoloides. De esta forma ya para el siglo 19 quedaban solo unos pocos ainu racialmente puros. Actualmente no queda ningún ainu que sea racialmente puro. Hay unos 15000 japoneses que posee uno o ambos padres ainu, pero siempre con niveles variables de mezcla con mongoloide. El gobierno japonés los ha reconocido como grupo aborigen, y sus costumbres y cultura aun siguen vivos por suerte.